Nara Japón, la ciudad de los ciervos

Nara Japón, la ciudad de los ciervos




¿Estás por viajar a Japón? ¿Querés organizarte para poder ver todo lo que ofrece este magnífico conjunto de islas? ¿Necesitás conocer todos sus secretos para no perderte ninguno de sus misterios y excentricidades? ¿Querés visitar Nara, la ciudad de los ciervos?

En este post te vamos a ayudar con una parte de tu tarea. Japón es un país infinito a la hora de descubrir, sorprenderte y experimentar novedades. Hay muchos lugares para visitar y mucha oferta de actividades para el visitante, desde conocer su milenaria historia y sus bellezas arquitectónicas hasta quedarte despierto hasta la madrugada en las agitadas calles de su capital o disfrutar de sus paisajes alucinantes en salidas de trekking de varios días. Por esto vamos a desmenuzar la cosa y te vamos a ir contando de a poco todo lo que poder hacer y visitar en Japón. Aquí te contamos nuestra experiencia en Nara, antigua capital durante la corte Yamato, hoy conocida por sus ciervos.

Si querés leer más sobre Japón no te pierdas:Japón, las primeras impresiones , Shirakawa-go, un pueblo perdido en los alpes o Baños públicos de Japón




Ciervos entre la gente

Ciervo a punto de asaltar el puesto de galletitas

¿Dónde queda Nara? ¿Cómo llegar?

Nara es una ciudad japonesa, en la región de Kansai, al Sur de la isla principal, muy cerquita de Kioto y Osaka. 

Fue capital del país en el medioevo y alberga muchos de los templos mejores conservados de Japón. Sin embargo, lo más peculiar de esta ciudad es que además de sus 360.000 habitantes, está habitada por alrededor de 1200  ciervos que merodean por las calles libremente. Cuenta la leyenda que uno de los dioses del Santuario Kasuga hizo su aparición en el monte  Mikasa-yama sobre un ciervo blanco y a partir de allí se consideró a estos animales figuras sagradas.

Se puede llegar en tren y ómnibus. Si no tenés el JR Pass estos descuentos te pueden servir para llegar a Nara y recorrer la ciudad:

Hankyu Line, descuento para transporte.

Pase para visitar Kansai area, incluye otros beneficios además del transporte.




El templo Todaiji

Ciervos de Nara

¿Qué hacer en Nara?

Ciervo de shopping

Buscando alimento

Buscando alimento

Algunas de las cosas que pueden hacer lo ciervos

Al día de hoy los ciervos son considerados patrimonio natural y se los respeta mucho, pero ya no se somete a nadie a la pena capital como sucedía en la antigüedad con quienes mataban a los ciervos.

Cuando organizamos la visita a Nara, leímos algo de los ciervos del parque, pero nunca imaginamos que eran tantos. Ese día nos levantamos temprano para que la jornada sea larga, preparamos una vianda (los ahorros de un mochilero en Japón) y partimos. Viajar por Japón es muy sencillo: toda la información está disponible en internet u oficinas de turismo que las hay por todos lados, siempre es clara y confiable y los medios de transporte son numerosos y con variedad de horarios, y brindan un servicio de muy buena calidad. 

¿Cuánto días recomendamos para visitar Nara?

Un día es sufieciente y teniendo en cuenta que el JRPass tiene una duración corta, no recomendamos quedarse más ya que a ciudad es pequeña. Dos días permitirán visitar algunos puntos extra pero sólo lo recomendaríamos para un viaje más largo por el país.

Desde Kioto tomamos el tren a Nara, el clima estaba inestable, era Enero, recién comenzaba del invierno, unas brisas frescas y nubes grises dispersas dibujaban un buen escenario para nuestro paseo por el parque, el suelo tapizado de las hojas naranjas abandonadas por el otoño, daba algo de color al día monocromo. Desde la estación caminamos en dirección al parque, un poco perdidos con nuestro mapa de papel (todavía no habíamos descubierto Maps.me). Nara es pequeño y se puede recorrer fácilmente a pie. Los primeros ciervos nos recibieron en la vereda frente al parque. Si bien había varios turistas, el lugar es lo suficientemente grande como para darle al visitante una acogedora sensación de paz y soledad. Nosotros elegimos utilizar la mañana para caminar sin sentido, y visitar por la tarde algunas atracciones. Almorzamos en el lago Sagi-ike Pond del centro del parque, lejos de los ciervos y su hambre voraz y luego visitamos los templos de la zona.

En algunas zonas del parque hay locales de comida y souvenirs, como para parar al mediodía a almorzar o comprar algún recuerdo. Si viajas con bajo presupuesto y te llevaste tu comida, en distintos puntos encontraras bebederos para recargar tu botella. Los ciervos que te acompañan en todo el paseo también tienen sus puestos de abastecimiento.

En los distintos rincones encontraremos vendedores de galletas para ofrecerles a los ciervos, estas croquetas tienen una formulación especial, balanceada para estos animales, todos venden las mismas y al mismo precio. Pero cuidado! algunos son un poco atolondrados y pueden asustarte con sus movimientos bruscos intentando robarte comida.

Aquí te dejamos un mapa para que organices tu recorrido, nosotros hicimos todo en un día completo. Sin embargo, no visitamos algunos templos que quedan alejados del parque. De regreso a la estación visitamos Naramachi, un barrio tradicional japonés que te permitirá trasladarte en el tiempo.

El parque, lugar preferido de estos animales es grande y acogedor, se puede recorrer todo a pie. Allí mismo están los principales templos y santuarios:

el templo Todai-ji, el templo Kofuku-ji, el templo Gangō-ji y el santuario Kasuga,  que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 1998.

Si te resultó interesante el post te aconsejamos que también leas: Estambul, la ciudad de los gatos

 

Mapa de Nara
Chequeá precios de vuelos, alquiler de coche y alojamiento y planificá tu viaje ya!
Aéreos baratos a Japón (desde España)
Aéreso baratos a Japón (desde Argentina)
Alquiler de coches en Japón
Alojamiento en Japón

El uso de estos links nos ayuda a seguir viajando!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *